Entrevista

Lo mejor es hablar de debilidades que puedan transformarse en fortalezas. Es decir, ver un punto débil de tu currículum y transformarlo en un punto a favor. Por ejemplo, una respuesta puede ser: “Quizás mi mayor debilidad es que me hace falta formación en el área digital, sin embargo, esto me hace tener más ganas de esforzarme y aprender para demostrarle a los demás que soy capaz”, “soy una persona obstinada pero me he dado cuenta de que escuchando diferentes opiniones de un grupo siempre se obtienen los mejores resultados”, o “soy una persona un poco despistada pero con las aplicaciones del celular y de la computadora ya no me cuesta recordar las reuniones”. En todos estos ejemplos, la debilidad sería el 10% de la frase y la motivación en la fortaleza el otro 90%.

4 problemas que destruyen el trabajo en equipo

Una de las formas más sencillas de elevar la productividad es colaborar con otros. De hecho, muchos de los intentos por resolver problemas complejos y trabajar en metas de largo alcance siempre tienen como punto inicial formar un equipo.

El problema es que formar un grupo es algo lejano a trabajar realmente en equipo. Todos podemos recordar los muy conocidos ejemplos de trabajo en equipo en la escuela y en las empresas: uno o dos son los que realmente realizan las actividades y los demás se cuelgan de los resultados. Con el paso del tiempo, las malas experiencias que tenemos colaborando con otros nos hacen ser incrédulos ante los resultados reales que se pueden alcanzar.

Como parte de la labor de consultoría que hemos realizado con distintas organizaciones, hemos encontrado que el trabajo en equipo siempre está en la agenda de los gerentes y directores, y cada año las áreas de recursos humanos invierten en capacitaciones y sesiones de integración. Aún después de estos esfuerzos, lo que prevalece es el trabajo individual, con la consecuente pérdida de productividad que esto conlleva.

El trabajo en equipo es de lo más hablado, pero de lo menos practicado
Son muchos los síntomas que se pueden ver cuando no hay trabajo en equipo, pero hoy quiero compartir cuatro que son los más importantes a tomar en cuenta y que pueden indicarte si estás trabajando en un equipo con problemas.

  1. Falta de un objetivo común
    Es muy común que las organizaciones tengan un modelo de trabajo alineado a objetivos y que cada colaborador tenga un conjunto de metas que tiene que cumplir como individuo. Lo que hemos visto es que raramente las metas entre colegas son compartidas, lo cual marca el inicio de la ruptura de trabajo en equipo. Hay intentos por colaborar, pero en la realidad, cada quien se preocupa por sus resultados al final del período. Sin un objetivo común, es muy difícil que los miembros de un grupo vayan en la misma dirección y que dejen de perseguir agendas distintas.

  2. No hay confianza
    El trabajo en equipo no requiere lazos de amistad, pero si requiere de confianza. En este caso, no se trata entonces de situaciones de fe ciega como resultado de una relación, o de dejarse caer en los brazos de tus compañeros . La confianza en un equipo se refiere más bien a la capacidad de tener apertura para dar y recibir retroalimentación de manera abierta: “tengo la confianza de que puedo hacer notar un mal comportamiento, o estoy dispuesto a que me lo hagan notar”. Sin esa confianza, el equipo no puede avanzar, pues será difícil hacer notar errores o puntos de mejora.

  3. Diferencia en los niveles de contribución o compromiso
    Si hay un elemento que derrumba la moral de los miembros de un equipo es el hecho de pensar o sentir que unos trabajan más que otros. En ese momento, comienzan a surgir las precauciones, el ocultamiento de información, la formación de subgrupos y otros comportamientos similares. Si el compromiso no es percibido como igual por todos los miembros del equipo, difícilmente se logrará avanzar.

  4. Poca capacidad de comunicación
    La comunicación es el elemento esencial para trabajar en forma social. Requiere no sólo estructurar mensajes claros que los demás, puedan entender, sino también, saber escuchar y comprender lo que otros intentan decir. Todos hemos vivido esas situaciones donde en los equipos, algunos miembros no hablan, otros hablan mucho y en definitiva, nadie escucha. Si perteneces a un equipo donde la comunicación no fluye, seguramente cuesta mucho trabajo llegar a acuerdos y se ocupa bastante tiempo resolviendo problemas –que tal vez nunca debieron haber surgido.

Si tu equipo está experimentando estos u otros síntomas, recomiendo trabajar en adquirir nuevas herramientas que les permitan trabajar más en la escala social, que la individual. Tu productividad como individuo está limitada a lo que tus horas y pulmones puedan otorgar; cuando trabajas en equipo, tu esfuerzo y la capacidad para lograr metas, se multiplica.

Trabajar en equipo puede ser muy productivo para las empresas, pero también puede tener efectos muy negativos para las compañías. El principal es que muchas veces solo uno o dos de los miembros del equipo cooperan en el trabajo mientras los demás únicamente se cuelgan de los resultados. Estos son los problemas que dificultan el trabajo en equipo.

1.- No hay un objetivo común. ¿Qué se quiere lograr? ¿Cómo alcanzarlas? Si las metas no están bien definidas o son difíciles de medir, es imposible que el grupo pueda lograr un buen desempeño, punto clave para el trabajo en equipo. La falta de objetivos afecta no solo las tareas en sí, también a la motivación del equipo, que solo aparece cuando hay retos de verdad.

2.- Cero confianza. Ser amigos no es un prerrequisito para el trabajo en equipo, pero la confianza sí. Ojo, no se trata de una fe ciega, más bien de la capacidad de dar y recibir retroalimentación de manera abierta, de tener la confianza suficiente para hacerle notar a los demás los errores que han cometido sin herir sus susceptibilidades.

3.- Falta de comunicación. La comunicación es un elemento clave para trabajar en equipo. No solo se trata de estructurar mensajes claros que los demás puedan entender, también de escuchar y comprender lo que los demás quieren decir. Si estás en un equipo donde la comunicación no fluye, seguramente es doblemente difícil llegar a acuerdos y se invierte más tiempo en resolver problemas.

4.- Poco compromiso. No hay nada que pueda derrumbar más la moral de los miembros de un equipo que el hecho de pensar o sentir que algunos trabajan más que otros. Si uno o más deben responsabilizarse de las tareas que les tocan a los demás porque no se cumple con los tiempos fijados, entonces la dinámica de equipo puede verse afectada.

5.- No asumir responsabilidades. Dentro de un equipo de trabajo cada cual debe cumplir con sus responsabilidades. En caso de que las cosas salgan mal, por culpa de todos, quien debe asumir el fracaso y solucionar el problema es el jefe. Si uno o más miembros del equipo se excusan y nunca se hacen responsables de lo que ocurre, es posible que la falta de confianza y de compromiso de los demás componentes afecte al grupo.

FUNCION DEL DOCENTE
r ello como diseñador de experiencias tienes nuevas funciones que harán mucha más divertida tu actuación como docente y sobre todo te recompensará ver como tus alumnos aprenden más y tienen mayor interés.
A continuación te describo 6 funciones que creo se deben empezar a incorporar en la rutina de los docentes.

1-LA FUNCIÓN DE DISEÑO DE EXPERIENCIAS
Creo que ya intuías que una de las funciones que tienes como profesor/diseñador de experiencias es empezar a crear un modelo de aprendizaje diferente que se centre en el alumno y le motive a implicarse en el aprendizaje. El Tablero Gamification Thinking te puede ayudar para empezar a diseñar tus propias experiencias.

2-LA FUNCIÓN DE CREADOR DE CONTEXTOS
Para que se produzca el aprendizaje los alumnos tienen que situar los contenidos en un contexto para ello el docente diseñador de experiencias tiene que situar su experiencia en un contexto que motive a los alumnos a participar.

3-LA FUNCIÓN DE DJ
Esta es una función que he tomado del libro Reduvolution de Maria Acaso, donde define que el docente es un creador con lo creado. Aquí quiero hacer hincapié en la función de esta web que parte con el objetivo de compartir los diseño de experiencias que desarrollen los docentes, de manera que permitan inspirar nuevas creaciones.

4-LA FUNCIÓN DE ORIENTAR Y GUIAR
Cuando creas una experiencia los alumnos empiezan a actuar de manera autónoma durante estos momentos en los que el alumno tiene que tomar sus propias decisiones debes ayudarles cuando lo pidan o creas que es necesario que les orientes.

5-LA FUNCIÓN DE FIJACIÓN DE OBJETIVOS Y REALIZACIÓN DE PREGUNTAS-GUÍA
El diseñador de experiencias tiene que fijar las metas que quiere conseguir con su diseño y con el uso de las preguntas-guía el alumno se centra y conoce hacia donde tiene que dirigir su investigación y descubrimiento.

6-LA FUNCIÓN DE OBSERVADOR Y ANALIZADOR
El diseñador de experiencias tiene que conocer muy bien a sus alumnos como les gusta aprender, que les divierte, como quieren jugar y también debe analizar si con la experiencia que ha planteado esta consiguiendo los objetivos y en el caso contrario saber cómo iterar. Será muy importante su conocimiento sobre playtesting.

Como has comprobado cambio muchas veces profesor por diseñador de experiencias, empiezo a creer que la educación se produce en todos sitios, que los alumnos pueden aprender en cualquier lugar y que la figura del profesor es muy importante pero para ello tiene que aprender sus nuevas funciones.

  1. Maneja las nuevas tecnologías
    Aprender a manejar los recursos que la tecnología pone a tu alcance es fundamental, tanto para tu vida profesional como para tu vida personal. Sabiendo manejar estas nuevas herramientas podrás comunicarte con tus alumnos en su mismo lenguaje y con sus mismos medios. Pero tranquilo, no hace falta que estudies ingeniería informática a estas alturas, la mayoría de estas herramientas son muy intuitivas y de interfaces claras así que no tendrás de qué preocuparte. Las redes sociales y los recursos digitales pueden hacer mucho por dinamizar tu clase.

  2. Educación personalizada
    ¿Sabes que una de las aplicaciones principales que se espera dar a la inteligencia artificial es la educación personalizada? Pero en lo que esa tecnología se desarrolla tú también puedes centrarte en las capacidades y habilidades específicas de tus alumnos. Con el acceso que tienen actualmente a todo tipo de dispositivos personales es más sencillo dar las indicaciones adecuadas a cada alumno en función de sus necesidades. Puede ser una buena forma de hacer que se sienta motivado.

  3. Demuestra que vives en un mundo global
    Que vivimos en una sociedad globalizada es una obviedad así que... ¿Por qué no usarlo a tu favor? Con el fácil acceso que tenemos actualmente a cualquier noticia o imagen de cualquier parte del mundo al instante lo mejor que puedes hacer es trasladarlo a tus clases.

Apoya los conocimientos con imágenes de Google Earth o haz contactos con gente de otros países para que aporten contenidos interesantes a tus lecciones sobre la cultura de uno u otro país. Solo necesitas hacer uso de creatividad para encontrar nuevas formas de aplicarlo. Así los alumnos se interesarán más por las materias.

  1. Conviértelos en creadores
    ¿Por qué no? Hay tantas herramientas al alcance que puede ser un ejercicio muy sencillo y atractivo para ellos. Combina los habituales trabajos en papel con pedirles realizar investigaciones y plasmar sus resultados en blogs, vídeos o incluso fotomontajes. De esa forma no sólo les estimularás a aprender por sí mismos y a buscar información a través de los recursos online, sino que estimularás su creatividad, aprenderán a manejar nuevas herramientas y además se divertirán aprendiendo.

  2. Di hola a lo digital
    Aprende a utilizar algunas de las plataformas desarrolladas pra crear una clase digital como pueden ser Google Classroom o Google Groups. De esta manera tus alumnos podrán subir las tareas y accede a información que tú facilites, pero además podrán compartir materiales entre ellos y debatir sobre cuestiones que puedas plantearles. Esto puede extenderse también a la clase si todos tienen acceso a dispositivos portátiles.

Adaptarse a esta era digital es sin duda algo imprescindible, pero además de puede ayudar a hacer tu experiencia como docente mucho más amena. Dale una oportunidad a las nuevas tecnologías, aprende a usarlas e introdúcelas en tu día a día. Seguro que tus alumnos agradecen un aprendizaje más participativo y se implican mucho más en las clases.


You'll only receive email when ESCOBAR publishes a new post

More from ESCOBAR: